Amor, confianza, celos y dependencia emocional

las emociones vistas desde la posibilidad de

sanar y crear una vida feliz.


Amor, confianza, dependencia emocional
Amor, confianza, dependencia emocional

El afecto, cariño, amor y confianza, lo mismo que la dependencia, los celos, el odio y el desprecio, inician en el cerebro.

Los seres humanos contamos con un órgano poderoso, que nos permite crear una vida feliz, pero también una desdichada, triste y sola. Cada persona tiene el control sobre lo que decide hacer con su tiempo y con sus relaciones personales, ya que es en ellas, donde encontramos la felicidad.


La relación que guardamos con nosotros mismos, con nuestra familia, amigos y compañeros de vida, es el espacio en el que se alberga la felicidad.

Crear relaciones sanas, incluso con uno mismo, es una tarea que debe comenzar temprano, es decir desde las primeros años de vida, pero también desde las primeras horas de la mañana de cada día. Esta afirmación es tanto literal como metafórica, y es que la neurociencia explica que es en el cerebro en donde inicia el proceso de creación de la vida que tenemos y por tanto cuidar el cerebro es un deber importante, ya que de él depende nuestra felicidad. Modelar el cerebro, es posible y por tanto, tenemos cada día una esperanza renovada de crear una vida que nos de satisfacción.


Lo primero que habría que preguntarse para cuidar y modelar la actividad cerebral de manera conciente es ¿qué vida quiero tener?, a esta pregunta hay que sumar el asumir que una buena vida, puede costar trabajo, ya que quizá requiera cambiar hábitos, cambiar o mejorar las relaciones con otras personas, con el trabajo o la escuela en la que desarrollamos nuestras capacidades o con la propia familia.


¿Sabías que fue Santiago Ramón y Cajal, científico de origen español, el descubridor de las neuronas y de la plasticidad del cerebro?

© CSIC - Consejo Superior de Investigaciones Científicas. España.

Santiago Ramón y Cajal (1852- 1934), obtuvo el Premio Nobel en Fisiología y Medicina en 1906.


Cambiar, aumentar o disminuir las horas de sueño y la alimentación que tenemos, parece ser una tarea sencilla, sin embargo requiere una revisión profunda, ya que en estas dos actividades cotidianas, radica la clave para que el cerebro funcione adecuadamente, liberando los neurotransmisores necesarios para que suceda la sinapsis, que es la comunicación entre las neuronas. Recordemos que es gracias a las neuronas, o células cerebrales, que podemos pensar y sentir de manera objetiva, así como responder a los problemas de la vida cotidiana.


Nuestras emociones están relacionadas con nuestro cerebro, ya que son los neurotransmisores los que producen muchas de las sensaciones que tenemos. Es en el Sistema Límbico del cerebro en donde se gestionan la mayoría de nuestras emociones, y es ahí en donde se percibe el placer que genera la producción de dopamina, importante neurotransmisor, liberado cuando estamos enamorados, cuando realizamos actividades que nos gustan o que nos permiten alcanzar objetivos o logros, como el deporte y el arte, entre otras.


Dopamina y dependencia emocional


Es importante destacar que la dopamina es necesaria para sentirnos bien, de ahí que busquemos producirla de manera constante, pudiendo hacernos adictos a ella e incluso, podemos entrenar al cerebro para producirla teniendo actividades placenteras, pero también por medio de drogas, juego, apuestas...y amor. De esta manera, nosotros mismos nos podemos hacer adictos a nuestra propia química cerebral, haciéndonos dependientes de actividades, drogas e incluso relaciones.


La parte importante que debemos atender cuando nos damos cuenta que somos adictos a una persona, o a una relación, es reconocer que en esa circunstancia encontramos "subidas y bajadas", es decir que tenemos momentos felices que por alguna situación terminan y se convierten en una pesadilla. Estar en una relación adictiva es como subirse a una montaña rusa en la que hay de todo tipo de emociones, pero de la que es muy difícil poderse bajar.


Dejar la dependencia comienza por reconocer nuestra situación, para luego buscar ayuda de personas queridas y de un terapeuta que nos apoye en el establecimiento de metas y reconocimiento de patrones de pensamiento que nos llevan a esta búsqueda equivocada de placer. El compromiso que hagamos con nosotros mismos y con nuestra propia salud, será fundamental para que podamos romper ciclos tóxicos, y nos permitamos experimentar la salud y la paz en relaciones de libertad y crecimiento.


Desconfianza y carencia de compromiso en la relación


Lo contrario de la dependencia es la carencia de compromiso, la ausencia de interés en establecer una rutina en la que ambas partes se sientan cómodas y la relación crezca y nutra a cada una de las personas. Incertidumbre, miedo, constantes celos e incluso tristeza, angustia, falta de reconocimiento y mucha inseguridad, son las caracterísitcas de las relaciones en las que falta compromiso y abunda la desconfianza. En muchas ocasiones estas relaciones duran un tiempo prolongado, sostenido por una de las partes, que generalmente intenta compensar las carencias dando demasiado, comprendiendo y perdonándolo todo, permitiendo y justificando aquello que no llega.


Salud mental, resultado de trabajo conciente en el modelado del cerebro.
La relación con los demás es determinada por la salud mental.

Cuando una de las dos personas o ambas no pueden comprometerse porque sienten miedo, porque encuentran en el otro muchos defectos, porque se sienten incapaces o insuficientes o porque creen que la relación los abruma o los demanda demasiado, es importante revisar el tipo de apego desarrollado. Es decir que hay que hacer una evaluación en la que podamos encontrar síntomas de eventos o experiencias adversas que hayan dejado una huella en la que el apego sufrió un daño y la confianza quedó averiada de tal forma, que es imposible desarrollarla en una relación de pareja.


Serotonina y Endorfinas para una vida saludable


También es importante considerar la segregación de serotonina en el cuerpo, ya que cuando no se libera suficiente de este neurotransmisor, la persona pued experimentar estados de ánimo depresivos, impidiendo sostener relaciones interpersonales alegres y plenas. Una manera natural de compensar estos estados de ánimo, es hacer ejercicio preferentemente al aire libre, esto ayudará en la producción de endorfinas, haciéndonos sentir alegres e incluso eufóricos, este neurotransmisor es importante para prolongar el envejecimiento y hacernos lucir mucho más saludables.


Actividades que previenen y apoyan el tratamiento del trauma


Los antecedentes de abuso físico y sexual y otros tipos de experiencias inductoras de trauma a menudo afectan a la salud mental y aumentan la probabilidad de otros tipos de trastornos concurrentes, como problemas de salud física, abuso de sustancias, trastornos alimentarios, problemas de VIH/SIDA y contacto con el sistema de justicia penal al cometer delitos graves (SAHMASA, 2012).


Las relaciones humanas y los vínculos siempre serán el espacio en el que la salud, el afecto y la alegría, reparen el apego, la confianza, los efectos del trauma y las consecuencias de los eventos dolorosos de la vida, de ahí que hacer terapia y desarrollar un vínculo saludable, brindará la oportunidad de crear alternativas para una vida diferente.

En la imagen abajo, encontramos ejemplos de actividades relacionales, -o actividades en las que participemos con otros seres humanos-, que podemos desarrollar con niños, adolescentes y adultos en las que lo más importante es el vínculo que se crea, el apego seguro que promueven y la contención emocional que facilita la detección de situaciones de riesgo.

Actividades relacionales inherentemente no críticas.
Actividades relacionales inherentemente no críticas.

Estas actividades promueven la creación de vínculos sanos, así como la segregación de neurotransmisores como la dopamina, serotonina y endorfinas, por medio de las cuales podremos mejorar nuestro estado de ánimo, regular el sueño, mejorar el apetito, incrementar la flexibilidad y el tono muscular, desarrollar la creatividad, obtener recompensa y gratificación inmediata y a mediano plazo y crear un plan de vida satisfactorio.


Terapia y servicios para la salud


Cuando las personas deseamos obtener un servicio enfocado a la salud mental y emocional, es importante buscar aquello que se adecúe a las necesidades específicas.

De manera particular la ansiedad, la depresión, la angustia, el estrés, la desconfianza, los celos, la apatía, el desinterés, el descuido, los olvidos involuntarios, así como los trastornos alimenticios y de atención, se asocian a experiencias adversas en la infancia, por lo que el tratamiento informado en el trauma se recomienda ampliamente.

Los servicios específicos para el trauma (TSS: trauma specific services), son programas, servicios de intervención y terapias dirigidos a tratar los síntomas o condiciones resultantes de uno o varios eventos traumatizantes (Hopper, Bassuk y Olivet, 2010).

El cuidado y el tratamiento informado en el trauma, se provee por profesionales entrenados hacia un enfoque en el que se promueve la seguridad, el empoderamiento de la persona y la comprensión de sus particularidades, creencias y condiciones de vida.


La Psicotraumatología estudia el trauma desde sus orígenes, sus variantes, sus consecuencias en el cerebro, en el cuerpo humano, en la conducta, en las relaciones familiares y sociales, en la adaptación a la vida, al trabajo, a la escuela, la espiritualidad o la ausencia de ella, así como el desarrollo del potencial creativo y la perspectiva y plan de vida de cada persona de acuerdo a su particular situación.

Te invito a iniciar un proceso terapéutico informado en el trauma, en donde podrás revisar tu salud mental y mejorar tu calidad de vida, cada día es una maravillosa oportunidad para iniciar.


Cada persona, si así lo desea, puede ser el escultor de su propio cerebro.
Santiago Ramón y Cajal. Padre de la Neurociencia.



Modelado y creatividad para la vida.
Modelado y creatividad para la vida.


¡Sigue mi trayectoria!


Desarrollo mi trabajo como Profesional Clínico Certificado en Trauma por el International Psychotraumatologist Association y el Trauma Research Foundation, asi como Profesional Pleno en Salud Mental, miembro de AIBAPT: Asociación Iberoamericana de Psicotrauma.

Lee más sobre mí ¡haciendo clic en este enlace! o agenda una cita enviando un mensaje, será un placer atenderte.




74 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo