Salud mental y felicidad



La Psicología Positiva es también llamada “la ciencia de la felicidad” debido a que entre sus objetivos primordiales es comprender la forma en que las personas logramos experimentar un estado de bienestar en el que nos sentimos felices. Y ya que la felicidad es un concepto subjetivo difícil de acordar, esta ciencia establece que hay tres tipos de bienestar alcanzables y evaluables por la propia persona, para definir su grado de felicidad.


Los tres tipos de bienestar son “la vida agradable”, la “buena vida” y la “vida con sentido”, el grado de complejidad aumenta del primero al tercero de ellos y es entonces cuando requerimos comprender que la felicidad se conforma por diferentes estadios entre los que el ser humano deberá definir metas y cumplir objetivos para los que requerirá de sus recursos físicos, emocionales, intelectuales, relacionales, contextuales e incluso espirituales.


Un aspecto fundamental que se obtiene y retroalimenta desde y hacia el bienestar, es la salud mental, necesaria para pertenecer, adaptarse y funcionar en la vida, y a la vez para alcanzar la metas y ser consciente de la experiencia de disfrute, placer o displacer, según sea el caso, es decir que sin salud mental la felicidad es simplemente imposible. Pero ¿qué es la salud mental?



¿Qué es la salud mental?


La salud mental se define como un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una contribución a su comunidad

La dimensión positiva de la salud mental se destaca en la definición de salud que figura en la Constitución de la OMS: «La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades». Implica acciones de prevención, promoción, atención, tratamiento y rehabilitación.

¿Qué es una crisis de salud mental?


Es frecuente asociar la idea de crisis con dificultad, riesgo y peligro. Sin embargo, la esencia del concepto está más próxima a la de cambio crucial, significativo o determinante. Procede de la raiz sánscrita skibh-cortar, separar, distinguir, asimilada por la voz griega krisis, decidir.

El término fue usado por Hipócrates para referirse al momento en el en el que una enfermedad cambia su curso, para bien o para mal.




La crisis implica la inevitabilidad de una transformación y puede marcar el empeoramiento o la destrucción del proceso, pero también su fortalecimiento y optimización. Desde esta perspectiva, podemos entender la crisis como: una experiencia puntual que fuerza al individuo a reconsiderar en un plazo breve de tiempo el sentido de su vida. De ahí el riesgo y la potencialidad creativa de las crisis.


Cuando el proceso de resolución de crisis fracasa, la conciencia se fragmenta, las contradicciones internas se acumulan y el sentido personal de identidad se vuelve frágil y provisional. La desesperación, provocación o búsqueda de situaciones de cambio, con consecuencias a veces desastrosas.


Toda crisis es un riesgo, pero también una oportunidad. La intervención del profesional de la salud mental debe buscar, no sólo la prevención de mayores males, sino también la optimización de los recursos personales.


Tipos de crisis


Básicamente podemos agrupar las crisis circunstanciales, que son PREVISIBLES, ESPERADAS, ANUNCIADAS, ANTICIPADAS y accidentales que son INESPERADAS, REPENTINAS, URGENTES, PUEDEN SER MASIVAS, REPFRESENTAN UN CAMBIO INMINENTE INDIVIDUAL Y/O COMUNITARIO.

En estos dos grandes grupos, las crisis pueden clasificarse en:


· Crisis del desarrollo, o crisis de las etapas del ciclo vital: nacimiento e infancia, adolescencia, juventud y encuentro, edad media y familia, reencuentro o vejez

· Crisis laborales

· Crisis familiares

· Crisis circunstanciales, divorcio, desempleo, abandono.

· Crisis accidentales; robo, muerte, desastre natural, enfermedades, fracasos, violaciones, incendios, mutilaciones, pérdidas.


Características de una crisis


· Es de corta duración, su conclusión puede ser desde 72 horas y hasta de cuatro a seis semanas.

· Casi siempre es ocasionada por un evento desencadenante

· Tiene un potencial de resolución hacia un desempeño alto, o bajo

· Su desarrollo es predecible, ya que representa riesgo y oportunidad

· Su resolución depende de la gravedad del suceso desencadenante y de los mecanismos de afrontamiento

Síntomas de la crisis de salud mental:


Trastorno emocional: tristeza, cansancio, ansiedad, angustia, desamparo, inadecuación, confusión, desasosiego, desesperación, desorganización

Síntomas físicos: dolores de cabeza, de estómago, mareo, náuseas, gastritis, pérdida o aumento de apetito, ausencia o exceso de sueño, etc.

De qué depende la forma de afrontar una crisis:


· Factores internos: creencias, salud, personalidad, experiencias anteriores, plan de vida, ACE´s (experiencias adversas de la infancia).

· Factores externos: circunstancias, medio ambiente, instituciones

· Factores moduladores: red de apoyo, educación


El estrés implica siempre una dinámica de resistencia, tensión y lucha, que persiste mientras los factores externos lo exigen, o mientras dura la resistencia del organismo.

El trauma indica ya una ruptura, un fracaso de las capacidades de integración, una discontinuidad en la vida psíquica.


Lo que se llama estrés traumático no consiste en una mera sobrecarga temporal de las capacidades de adaptación, sino en una alteración profunda y permanente del funcionamiento mental.

Por eso, las situaciones de estrés se recuerdan muy bien, mientras que los traumas se acompañan siempre de amnesia más o menos parcial. Para que un estrés se convierta en traumático, es necesario que su intensidad o su naturaleza superen las capacidades de procesamiento del sistema nervioso, dando lugar a disrupciones permanentes en la organización del mundo interno.



Las mejores medidas para prevenir las crisis son aquellas que conducen al fortalecimiento y desarrollo de la personalidad, esto es, una buena educación o una terapia enfocada al desarrollo de la identidad, el desarrollo de resiliencia y del fortalecimiento yoico.

Las personas expuestas a eventos estresantes continuados, repetidos o múltiples, son más propensas a sufrir Trastorno por Estrés Post Traumático o Estrés Traumático Continuado o Síndrome de Estrés Agudo.


El estrés es un resultado de la incapacidad del individuo frente a las demandas del ambiente.

La ansiedad es una reacción emocional ante una amenaza manifestada a nivel cognitivo, fisiológico, motor y emocional.

La angustia forma una amenaza a la existencia del individuo, a sus valores morales y a su integridad tanto física como psicológica.


Consecuencias de las crisis:


· Memorias desadaptativas que conducen al Trauma

· Trastornos afectivos: depresión, ansiedad

· Somatización de la experiencia traumática


¿Por qué es importante atender la salud mental?


Además del alcance de la felicidad, la vida cotidiana requiere que manejemos el estrés y evitemos los daños que los eventos traumáticos puedan ocasionar, ya que los seres humanos no estamos exentos a vivir circunstancias que cada aumentan el estrés y son potencialmente traumáticas, de esta manera las intervenciones terapéuticas tienen como objetivos centrales:


· Preservar la vida

· Lograr la recuperación del funcionamiento psíquico

· Minimizar las consecuencias psicológicas inmediatas

· Conservar la capacidad funcional y adaptativa

· Mejorar la experiencia vital, en el momento presente

· Hacer un recuento de los recursos individuales, familiares y comunitarios

· Apoyar en la mejora de la salud integral

Conclusiones


El alcance de la felicidad y del bienestar es posible al atender, cuidar y preservar la salud mental tomando en cuenta que los padecimientos mentales son multifactoriales y requieren la misma atención y cuidado que los padecimientos físicos, además de que cualquier persona en cualquiera de las etapas de la vida es sujeto de tener un padecimiento mental y estos a su vez se pueden prevenir, atender, tratar, mejorar, controlar, recuperar, para lograr una mejor calidad de vida en plenitud.

10 vistas

CONTÁCTAME

Consultorio- Taller

Paseo de las Etnias 84

Residencial las Etnias

Torreón, Coah.,

México

Cel. +52- 1 8711785249

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon